La moda “literaria” del Soft-Porn

Que se haya puesto de moda recientemente, no significa que no haya existido con anterioridad.

Admito que por puro orgullo voy a terminar de leer “El Rapto de la Bella Durmiente” y “50 Sombras de Grey”… no es que sea de mente cerrada, aclaro… al contrario estoy abierta sin problema a cualquier temática que me muestren, sin embargo, me aferro a la idea de que para mí lo que leo debe tener algun valor literario , ya sea en estructura o en contenido y estos libros están lejos de eso.

Anne Rice no es una autora amateur. Es una escritora con años de trayectoria que ha desarrollado muy bien su estilo literario. Admito que me agrada que experimente con sus creaciones y se salga de los paradigmas establecidos y que rompa estereotipos. Los libros de Anne Rice siempre han roto paradigmas desde sus inicios y por supuesto siempre han contenido toneladas y toneladas de erotismo “discreto” hasta cierto punto. Y la verdad es que son libros bien estructurados y sobre todo bien fundamentados sobre sus propias leyes.

Adquirí el libro de “El Rapto de la Bella Durmiente” porque la autora me da confianza. Leí “Entrevista con el Vampiro” y su capacidad para desarrollar los personajes, presente, pasado y futuro y su capacidad para crear el ambiente y envolverte poco a poco en el relato es impresionante y le tengo mucho respeto. Sin embargo, al comenzar a leer el libro de la Bella Durmiente no pude evitar sentirme decepcionada de lo rápido que entró en materia. No estoy en contra de la lectura erótica, el problema es cuando la lectura erótica no está envuelta en algo más que te inspire seguir leyendo. Sexo sin historia (profunda) es simplemente pornografía.

“Cincuenta Sombras de Grey” es arena de otro costal.

No sólo es una historia mala sino que está pésimamente escrita y me genera un conflicto inmenso el hecho de que los medios califiquen a E.L. James como autora. CoffBULLSHITcoff.

Para poder obviar las exageradas frases, los ridículos pensamientos y los tontos alter-egos de la protagonista, me es necesario pensar en la Saga de Grey como equivalentes de “Scary Movie” del mundo literario donde la “autora” parodia la saga de Crepúsculo subiéndola los 3 o 4 tonos que faltaron a través de toda la historia. Básicamente todo aquello que Edward Cullen se negó a hacerle Bella magnificado al grado masoquista. Debemos admitirlo, de cualquier forma, que a Bella le gustaba la mala vida. Eso de experimentar en carne humana el maltrato físico de un vampiro caliente que le hacía el amor, era una de esas cosas que dejan de ser “románticas” y se vuelven más bien cachondas.

Voy a leer la saga de todas maneras, de eso no hay duda. Ahí después les paso mi impresión oficial sobre los libros (tanto de Grey como de la Bella Durmiente).

~ por Piwita en enero 14, 2013.

Una respuesta to “La moda “literaria” del Soft-Porn”

  1. Lo leeré para poderte dar una opinión a tu opinión..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: