Paréntesis – “La Calidad en mi Vida”

Un ensayo que me encargaron de tarea hace unos semestres y que encontré por ahí haciendo limpieza de archivos. Se los comparto.

******

Dado el crecimiento en las exigencias de los clientes, y el incremento de la competencia debido al auge de un mundo globalizado, las empresas actuales se han visto obligadas a mejorar no sólo los precios de sus productos, sino la calidad de los mismos. Sin embargo, se han percatado a su vez que la importancia de la calidad no sólo radica en sus productos, sino extenderlo tanto a sus procesos como al servicio que se le presta a su cliente desde el momento que pone un pie en su oficina. Pero, ¿qué es la calidad?

Calidad en su expresión básica, es la propiedad inherente de un objeto que le confiere la capacidad para satisfacer o exceder las expectativas de quienes lo utilizan. Dicho esto, se podría pensar que las herramientas que envuelven y tratan el tema de la calidad son únicamente aplicables a la industria. Sin embargo, al comenzar a estudiarlas nos percatamos de que no son herramientas exclusivas de la industria, sino que también son válidas para nuestra vida personal. El propósito de este informe es presentar la forma en la que aplicaré los conceptos y las herramientas de la calidad en mi vida personal; específicamente, las 5s.

Como se mencionó anteriormente, calidad no es sólo un concepto aplicable a la industria y mucho menos a sólo un área en específico que involucra al producto final. Calidad va más allá del proceso y del servicio que se le presta a un cliente. Es un concepto que obliga la creación de una cultura, una forma de vida. Por esta razón, calidad puede aplicarse no sólo al mundo industrial sino también de manera personal en las actividades diarias. Es hacer las cosas bien a la primera haciendo de esta forma más placentero tanto el trabajo como la vida misma. Globalmente la calidad es la capacidad de un servicio o producto de alcanzar o superar las expectativas de un cliente. No obstante, implica un compromiso de hacer las cosas bien y a la primera, puesto que no basta con sólo tener un producto o servicio final saliendo de bodega, y el proceso representa altos costos, baja higiene o limpieza, poca seguridad y gran merma. La calidad debe ser parte de todos y cada uno de los involucrados en el desarrollo de dicho producto o servicio.

La misión es un concepto que comúnmente es aplicado a las empresas. Es un elemento importante puesto que describe a detalle los objetivos que guiarán a la organización hasta su meta. Sin embargo, al igual que la calidad, la misión es aplicable a la vida personal. En particular mi misión en la vida es llevar a cabo todas aquellas actividades que satisfagan mis necesidades tanto físicas como emocionales respetando las necesidades de los demás y mejorar continuamente en todas las áreas de mi persona motivando día con día la excelencia individual y de los demás. La calidad en mi persona implica dar lo mejor de mi cada día para crecer en todas los aspectos de mi vida cotidiana incluyendo mis relaciones con los demás, pues no debo incurrir en actividades que en ninguna manera afecten de forma negativa a quienes me rodean.

La visión, al igual que la misión, es un concepto que se atribuye comúnmente únicamente a las empresas pero también aplicable a la vida diaria. La visión responde una simple pregunta: ¿a dónde queremos llegar? Para muchos esta pregunta resulta difícil de responder puesto que podría volverse irrealista. Una visión debe ser realista, debe tener en cuenta tiempos específicos y formas específicas de alcanzarla. Personalmente, mi visión personal es ser lo mejor que puedo ser en todas las áreas de mi persona a través del compromiso y disciplina para dar lo mejor de mí día con día creciendo de forma integral. La visión implica un compromiso conmigo misma y con los demás, además de una disciplina para lograr los objetivos que me propongo.

Mi vida está regida por valores que me fueron inculcados desde pequeña y desde entonces no he vacilado un solo segundo para darles la espalda. Incluso he hecho lo posible por inculcárselos a mis hijos con el fin de que al ser personas adultas, no dejen de regir su vida mediante los mismos. Personalmente pienso que vivir bajo la instrucción de los valores me ha dado méritos que difícilmente hubiese conseguido de otra manera. Personalmente creo que el valor más importante en mi persona es la honestidad, puesto que en estos tiempos la honestidad en muchos casos ha sido dejada de lado. Ser honesta en todo lo que hago me ha ganado muchos puntos a lo largo de mi vida. Sin embargo también me ha vuelto acreedora de diversas cuestiones negativas puesto que existe gente que no aprecia dicho valor, al contrario lo aborrece.

El segundo valor más importante para mí es la responsabilidad. La responsabilidad no sólo significa cumplir con aquello que se promete o con los compromisos que se hacen. Ser responsable también significa responder por aquellas acciones que realizamos diariamente estén bien o estén mal a propósito o por descuido. En la actualidad, la gente, sobre todo los jóvenes han perdido el sentido de la responsabilidad. Por ésta razón día con día lucho con mis hijos para que este valor no les pase de largo y puedan desarrollar su vida a través de la responsabilidad. La responsabilidad es un valor que no se vive sólo en el trabajo, sino también con la familia, con la sociedad y con nosotros mismos. Es un valor que sin duda debemos retomar para que crezcamos en un ambiente donde nuestra palabra realmente tenga significado, trascendencia.

El concepto de la 5s es probablemente uno de los más trascendentes en lo que a calidad se refiere puesto que mediante acciones muy sencillas se puede dar un giro de 360° a nuestra persona (o lugar de trabajo como inicialmente se aplicó). Por lo tanto, para cada concepto que compone a las 5s mencionaré de qué manera la aplicaré en mi persona para que con esta herramienta pueda aplicando los valores alcanzar la misión y visión personal mencionadas anteriormente.

Primeramente se inicia por la clasificación (seiri) que quiere decir separar todo aquello que sea innecesario en mi vida, o que no cumpla una función específica en los próximos seis meses. Esto incluye, eliminar todo aquello en mi casa que pueda representar un estorbo empezando por cosas básicas como mi clóset, mi escritorio, el disco duro de mi computadora para dejar espacio para cosas nuevas. Posteriormente, me avocaré a limpiar mi área emocional incluyendo tal vez dejar de lado amistades que sean innecesarias, abandonar la idea de proyectos que han estado detenidos mucho tiempo y que no pienso recomenzarlos, dejar actividades que puedan no me lleven a cumplir los objetivos propuestos.. Es importante considerar el área emocional también pues muchas veces esto nos detiene de lo que realmente queremos hacer.

Lo siguiente es la organización (seiton) es decir situar todo aquello que es necesario para trabajar eficazmente. Para esta S pretendo sentarme a establecer objetivos alcanzables a corto, mediano y largo plazo relacionados con mi misión y visión en la vida para entonces definir las actividades que me ayudarán a cumplir con ellos. Esto tiene que ver con lo que quiero hacer o haber logrado en un tiempo específico (lo cual es de suma importancia). Además de organizar todos aquellas áreas de dónde retiré lo innecesario (clóset, escritorio, computadora).

Para la tercer S, limpieza (Seiso) pretendo comenzar por limpiar cada rincón de las áreas que frecuento dentro de mi hogar. Y no sólo uno vez, sino volver de esta S un hábito que lleve a cabo periódicamente. La limpieza es importante pues genera una sensación de bienestar, y por supuesto que no hay mejor cosa que llegar a tu hogar o área de trabajo estando limpia pues te motiva a realizar las actividades cotidianas de una forma más alegre.

La búsqueda del bienestar personal no debe solo limitarse a nosotros, sino que también motivar el bienestar de las relaciones con otros. No obstante, debe empezar por uno mismo. Si depuramos nuestra vida esto se reflejará inmediatamente en nuestra relación con los demás. Tener la sensación de bienestar nos mantiene de un humor óptimo para realizar nuestras actividades cotidianas de forma tal que comenzamos a vivir un ambiente positivo. Esto tiene que ver con el concepto de mejora continua, es decir cada día dar lo mejor de nosotros para crecer integralmente. Para mí es comenzar con darle un trato cordial a todos los que me rodean. Iniciar el día de forma positiva y terminarlo de la misma manera siempre pensando que el día siguiente será mejor que el anterior.

Finalmente, la parte más importante es la disciplina. Una vez hecho el compromiso de crecer con los conceptos de la 5s, para alcanzar un misión y visión en la personal a través de los valores que rigen nuestra vida, debemos desarrollar una disciplina que nos permita vivir aquello que nos proponemos día con día sin importar las adversidades que puedan surgir en el camino. Para mí, la disciplina no cuesta trabajo, no obstante, de existir días donde mi motivación no sea la suficiente trataré de ver el día positivamente para que mi motivación crezca. Un compromiso es difícil de asumir pues implica una responsabilidad. Sin embargo, si aceptó esa responsabilidad con gusto, es seguro que mi forma de vivir y mi calidad de vida se incrementarán considerablemente.

~ por Piwita en septiembre 19, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: