Paréntesis – Sé esperar, sé meditar, sé ayunar.

Quiero aprender a mediar. No sé aún con qué propósito aprenderlo, pero siento que me ayudaría a equilibrar mi espíritu. Estuve conversando con mi hermano hace unos días y me recordó algo en lo que hace mucho no pensaba.

Hace algún tiempo me comentó un tío mío que para que existe armonía en la vida del ser humano, su persona se debe dividir en varias dimensiones. Una de ellas hacía referencia a la espiritualidad. La verdad que hasta ese momento se me vino a la mente que he rezagado bastante esa parte de mí, es decir, me he rehusado rotundamente a nutrir mi “yo” espiritual. Y por supuesto no pude evitar pensar que tal vez sea eso precisamente lo que me hace falta para dejarme de sentir vacía. Mi madre hace referencia a la espiritualidad como el camino hacia Dios, confiar en él, entregarte a él. Yo por el contrario siento que la espiritualidad es más que eso. Seguir a Dios no necesariamente te ayuda a nutrir tu espíritu. Y me refiero a ir a misa cada domingo y día de fiesta. Celebrar los ritos y rituales mandados. Rezar el rosario, tener figuras de la virgen o Cristo, ni leer la biblia necesariamente significa potenciar tu espiritualidad.

Supongo que es un tema complicado, pero desarrollar tu lado espiritual en mi muy humilde opinión significa ponerte en contacto con tu “yo” interno y nutrirlo de forma tal que nos permita crecer como personas y continuar desarrollando una armonía tanto interiormente como con nuestro entorno. Mucha gente desarrolla esa paz a través del contacto indirecto con Dios, a través de la religión y es totalmente válido así como hacerlo a través de otras cosas como seminarios o lecturas especializadas. Otros desarrollan su espiritualidad a través de terapia psicológica. Otros encuentran esa paz mediante el deporte y otros muchos meditan. Desarrollar tu lado espiritual son aquellos momentos en los que te encuentras sólo contigo mismo, aquellos momentos donde puedes pensar.

En mi caso imagino que meditar es un proceso difícil de lograr y sin embargo asumo que sería bastante útil para desarrollar la paciencia que a muchos nos hace falta y tranquilidad para tomar decisiones de forma menos inconsciente porque es cierto que últimamente he tomado las decisiones de manera pasional e impulsiva.

Me imagino la meditación como un proceso complicado. Imagino que meditar significa desprenderte de ti y del mundo y que es además es un proceso muy doloroso. Es alejar tu alma de la cotidianidad y sentarte frente a ti y mirarte y analizarte en tu estado más vulnerable y descubrir cosas que no sabías de ti. Meditar me suena a acariciarte a ti mismo y apuntar tus fallas y defectos para separarlas del todo y mejorar. Meditar resulta caótica y conduce a la armonía del propio yo, del espíritu.

Luego les platico cómo fue.

“Sé esperar, sé meditar, sé ayunar” – Siddhartha

~ por Piwita en diciembre 27, 2010.

Una respuesta to “Paréntesis – Sé esperar, sé meditar, sé ayunar.”

  1. Taichi

    Yo se que quieres!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: